Español

 

Azul

“En esos momentos de silencio donde miraba sus ojos azules pausadamente, y sentía su mirada penetrante en mis ojos verdes, sentía mi cuerpo relampagear. Un magnetismo palpable entre los dos. No se necesitaban palabras. Nuestras miradas eran suficiente. Porque sentimos terror en estos momentos prolongados? Como si al dejar pasar otro segundo estuviésemos revelando al otro los secretos más profundos de nuestra alma. Nuestras vulnerabilidades. Nuestras inseguridades. Quien hable primero pierde. Quien habla primero tiene mas miedo a perder.”